miércoles, 1 diciembre 2021
Visitas totales a la web: 87059466

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

10 competencias básicas que todo responsable de proyectos necesita

Vanessa Rodríguez

El trabajo de un responsable de proyectos no es tarea fácil. Liderar un proyecto asignado, nada tiene que ver con el día a día operativo en un departamento. Y es que los responsables de proyectos han de tener mentalidad de trabajo con proyectos, es decir, han de saber lidiar con las diferentes partes que forman el proyecto, así como todos los aspectos colaterales que ayudan a avanzar.

Por lo que, cualquier responsable de proyectos ha de saber los factores de éxito de un proyecto, cómo arrancarlo, cómo ejecutarlo e incrementar la consecución de resultados con mayor rapidez y el máximo de beneficio.

Las siguientes diez habilidades que necesitan los responsables de proyectos a menudo no se tienen en cuenta, pero son esenciales para dirigir el proyecto y al equipo con éxito. David Comí, director y formador de Incrementis, con 11 años de experiencia impartiendo cursos de formación específicos y adaptados a cada caso y que además cuenta con una amplia cartera de empresas, como clientes en toda España, analiza cuáles son esas 10 habilidades clave para que cualquier responsable de proyectos alcance el éxito.

  • Liderazgo e integración de “key players”

Contar con habilidades de liderazgo es un requisito para gestionar proyectos con éxito y es una de las competencias más importantes. Ser claro, constructivo y coherente para ganarse la confianza de los participantes es clave. Así como también lo es contar con empleados que tengan claro los factores de éxito de un proyecto. El responsable ha de tenerlos muy en cuenta y explicarles qué se espera de ellos, los objetivos del proyecto y resultados a conseguir.

  • Comunicación e información

Comunicación e información compartida para minimizar conflictos e incrementar la contribución. Asimismo, es necesario informar con claridad a todos los participantes, cuál es el beneficio y la finalidad del proyecto. Saber comunicarse con empatía y asertividad. Conocer a los participantes, sus cargas de trabajo y siempre interactuando con respeto y claridad.

  • Capacidad de planificación

Sin la planificación y orientación adecuada, ningún responsable de proyectos puede llevar al equipo al éxito. Un plan implica una serie de etapas que deben conocerse y cumplirse en un determinado orden.

  • Minimizador de riesgos y adversidades

Detecta y actúa con anticipación sobre las situaciones adversas. Estima correctamente los posibles riesgos y planifica y acuerda acciones para reducir su presencia e impactos no deseados.  

  • Elogiar los esfuerzos y saber reconocer el trabajo bien realizado

Reconocer y elogiar constantemente y públicamente a los participantes por sus colaboraciones en los proyectos y los éxitos que se van alcanzando. Creará mayor predisposición de las personas y mayor autoconfianza del equipo.

  • Crear un entorno colaborativo

Ser claro, constructivo y coherente para ganarse la confianza de los participantes. Solicitar y escuchar ideas y propuestas, aumentado así la implicación y colaboración de los participantes. Para ello es necesario crear constantes conversaciones positivas, constructivas y orientadas a soluciones con las personas.

  • Capacidades negociadoras

El responsable de proyectos debe evitar que las posibles posiciones opuestas y resistencias iniciales se estanquen. Ha de saber encontrar los puntos en común de la, además de mostrar empatía para saber ponerse en el lugar del otro para alcanzar acuerdos de actuación.

  • Habilidad para identificar y resolver conflictos

El responsable de proyectos ha de saber identificar y resolver de inmediato los posibles conflictos que puedan surgir para que no se conviertan en problemas mayores. Y es que, según Comí, los tres elementos fundamentales del éxito de un proyecto son primero las personas, segundo las personas y tercero, las personas.

  • Saber optimizar y gestionar los recursos disponibles

Un buen responsable de proyectos sabe en todo momento qué necesitan sus equipos. Pueden ser recursos financieros, humanos y materiales. Esto es indispensable para que los presupuestos no se sobrepasen y sí se alcancen los objetivos establecidos.

  • Optimizar bien los tiempos

Un buen responsable de proyectos debe saber administrar su día a día para sacarle el máximo rendimiento a todo el proceso de planificación y ejercitar el seguimiento consciente del tiempo aplicado en actividades concretas, especialmente para aumentar la eficacia, la eficiencia o la productividad.

Soluciones directas a mejorar hábitos de trabajo

La metodología utilizada por Incrementis se basa en una formación muy concreta, dinámica y muy amena, a partir de la participación totalmente activa de los participantes. Enfocadas al aprendizaje y asimilación de conceptos claros y sencillos, las sesiones formativas ayudan a los empleados de las empresas mediante ejercicios prácticos en cómo deben pensar y actuar a partir de su día a día y responsabilidades en su puesto de trabajo.

Formación in-company

Conscientes de que cada empresa tiene necesidades diferentes que deben afrontarse con una metodología específica, Incrementis proporciona a las empresas ‘formaciones in-company’ en su entorno laboral con los objetivos y contenidos adaptados a sus problemas de funcionamiento concretos. Según explica Comí, algunos de los casos más abordados en estas sesiones son, por ejemplo, mejorar el liderazgo de equipos, llevar a cabo un uso más eficaz del tiempo y del e-mail, adquirir mayor proactividad, tomar mejores decisiones o cómo sacar el máximo provecho de las reuniones de trabajo.

Fecha de publicaciónseptiembre 21, 2021

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

El amor de Macarena Olona por la Guardia Civil empieza por su pareja, un joven oficial condecorado

El padre de su hijo llegó a la Benemérita como militar de carrera y, los que le...

El paracaidista español que humilló a los «temibles» espías soviéticos

Joaquín Madolell, natural de Melilla y militar del Ejército del Aire, desarticuló la mayor red del espionaje...

Últimas noticias

Guerra fría: Una guía fascinante de la guerra de Corea y la guerra de Vietnam

La Guerra de Corea: Una Guía Fascinante de la Historia de la Guerra de CoreaLa Guerra de...

Sí, las matemáticas resuelven problemas reales y estos son algunos ejemplos

La modelización matemática es útil en múltiples aplicaciones, entre ellas controlar un incendio. Uno de los objetivos que tenemos...

Así es el duro entrenamiento militar de Elisabeth de Bélgica, ¿para cuando el de Leonor?

A sus 19 años, la joven ha sido la primera heredera de su generación en someterse a una entrenamiento similar.

¿Qué es el Plan Interior Marítimo?

Conoce las características esenciales de los planes que deben tener empresas y autoridades portuarias frente a la contaminación medioambiental marina.

Manual de ciberinvestigación en fuentes abiertas: OSINT para analistas

OSINT y ciberinvestigación. Arriesgar con dos términos tan populares y sobreutilizados para los títulos de este libro no es casualidad. Pese a...