miércoles, 30 noviembre 2022
Visitas totales a la web: 88112331

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

Comienza la guerra del oso

Miguel del Pino

Los conflictos entre hombres y depredadores que compiten por el ganado suelen terminar con la muerte de los ejemplares que no respetan los límites.

La reintroducción del oso pardo (Ursus arctos) en el Pirineo español se encuentra con dificultades inesperadas: dos osos, Goiat y Cachou que ya parecían estabilizados después de haber llegado al Valle formando parte del Proyecto de introducción de la especie en la zona pirenaica, parece que se han acostumbrado a atacar al ganado doméstico, de manera que queda abierta la «guerra del oso».

Normalmente este tipo de situaciones conflictivas entre el hombre y los depredadores que compiten por el ganado suelen terminar con la muerte de los ejemplares que no respetan los límites teóricos, pero en este caso parece que los ganaderos se conforman con la «extradición» de los dos ejemplares transgresores, todo un ejemplo de tolerancia y de respeto por el entorno en que viven y al que demuestran querer y valorar.

Los osos pardos se reintrodujeron en el Pirineo catalán en 1996, seguramente como consecuencia del éxito que la Fundación oso pardo, el FAPAS, y otros entusiastas naturalistas, habían obtenido al concienciar a los paisanos de las localidades asturianas que conviven desde tiempos ancestrales con los osos autóctonos.

Ezequiel Martínez, el prestigioso naturalista español que lleva diez años recorriendo los concejos asturianos donde siempre ha habido osos, acaba de publicar un precioso libro que ha titulado «Viviendo con osos». Los habitantes de la zona, ya casi todos ancianos por la despoblación del territorio, conocen bien a la especie y han sabido soportar su presión sin acabar con ellos. Agotada en pocas semanas su primera edición Ezequiel anuncia la segunda, que patrocina «Parques Nacionales». Felicidades.

Que nadie se escandalice cuando Ezequiel nos cuenta que hace casi un siglo el oso, en tiempos de hambre, era pieza de caza con cuya carne se hacían embutidos para ayudar a pasar los fríos inviernos con sus calorías: hoy sería un crimen ecológico matar un oso autóctono, en aquellos tiempos era una forma de supervivencia.

También nos cuenta Ezequiel la ternura con que los paisanos trataban de sacar adelante con leche de sus vacas a los oseznos que encontraban abandonados en el bosque; hoy el problema no es el oso, sino precisamente la extinción de la población rural de aquellas preciosas tierras y de los oficios que se extinguirán con ellos, como la fabricación de madreñas o la forja artesanal. No hay relevo.

Para evitar la desaparición de los osas asturianos que amenazaba a la especie en la segunda mitad del siglo XX, los naturalistas agrupados en el FAPAS (Fondo Asturiano para la Protección de los Animales Silvestres), capitaneados por nombres tan prestigiosos como los de Roberto Hartasánchez o Guillermo Palomero, recurrieron a soluciones como plantar frutales y colmenas para el oso de manera que éste no tuviera que bajar a comer en las zonas urbanizadas, o que dañara los cultivos: se trató en su tiempo de una sucesión de medidas tan inteligentes como eficaces.

La introducción de nuevos ejemplares procedentes de otras poblaciones de osos pardos no autóctonas, sino procedentes de Europa Central, presenta mayores dificultades, quizá porque es imposible garantizar que sus condiciones genéticas de cara a la sociabilidad sean tan favorables como las de los ejemplares asturianos.

Desde que comenzó la introducción de osos en la vertiente española de los Pirineos se han liberado 11 ejemplares y solamente los dos machos acusados de reiterados ataques al ganado suponen un problema real. Los ganaderos van tomando medidas, como las cercas electrificadas para que el ganado se refugie por las noches o el empleo de perros de pastor, pero son los animales solitarios, como el ganado caballar y sobre todo los potrillos, los más perjudicados por la predación.

La importancia del proyecto, financiado con fondos del programa Piros LIFE ha hecho que las autoridades sean hasta el momento muy prudentes y hayan intentado reeducar a los osos que causan los ataques, empleando métodos disuasorios, como los estampidos y las balas de goma para alejar a los osos depredadores del ganado doméstico, pero parece que al menos uno de los dos ejemplares peligrosos, concretamente Cachou, sigue con su implacable persecución, especialmente a los equinos.

Nadie habla de matar a los osos superpredadores, pero está claro que sólo puede haber osos cerca de los humanos si no son un peligro para la ganadería y la apicultura, y no parece ser éste el caso.

De manera que la «extradición» de estos dos osos insociables parece un objetivo inminente.

Necesitamos tu colaboración para seguir informando

Si eres seguidor de Libertad Digital o esRadio hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de Libertad Digital y el oyente de esRadio pueden ser un asidero de enorme importancia. No hay tiempo que perder.

Hazte socio del Club y disfruta de las ventajas asociadas* o gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante. Podrás dejar de hacerlo cuando lo consideres, con un simple aviso previo, sin más explicaciones.

Hoy más que nunca, con tu apoyo hay más Libertad.

Fecha de publicaciónoctubre 6, 2019

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

El amor de Macarena Olona por la Guardia Civil empieza por su pareja, un joven oficial condecorado

El padre de su hijo llegó a la Benemérita como militar de carrera y, los que le...

La artillería ‘made in USA’ comprada por Marruecos que deja fuera de juego a España

El país magrebí sigue reforzando sus fuerzas armadas a golpe de talonario, y no lo hace de...

Últimas noticias

Sistemas de Extinción por Gas: Manual Práctico para el Diseño, Instalación y Mantenimiento

Este Documento Técnico tiene como objetivo dar a conocer las peculiaridades de los Sistemas de Extinción por...

A CSO’s challenge for building a global risk strategy

Without a strategy, security plans are almost impossible to implement, and C-suite engagement can be jeopardized Global security risks...

Este timbre para bicicletas es el lugar perfecto para esconder un AirTag sin que los ladrones lo sepan

Los AirTags de Apple desbancaron con su nacimiento al resto de opciones del mercado entre los usuarios de Apple. Esta solución de rastreo se...

Este timbre para bicicleta es el lugar perfecto para esconder un AirTag sin que los ladrones lo sepan

Bajo un timbre o un portabotellas, esta compañía ha ideado unos escondites para colocar los rastreadores a prueba de robos y pérdidas.

El acuífero detrítico terciario, la gran fuente de agua que abastece todo Madrid

Casi dos tercios de todo el territorio de la Comunidad de Madrid se dispone sobre alguna masa de agua subterránea. La abundancia de este recurso marcó incluso la evolución del lugar, y es que hasta mediados del siglo XIX, la población se abastecía exclusivamente de las aguas subterráneas mediante los denominados 'viajes del agua'.