miércoles, 5 octubre 2022
Visitas totales a la web: 87930714

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

¿Cómo actuar en caso de guerra? Los consejos de un experto en supervivencia

Pablo Amigo

– Se recomienda buscar refugio lejos de zonas de logística militar y hacer acopio de suministros básicos.
El soldado ucraniano que se hizo estallar con un puente para detener el avance de los tanques rusos.
La guerra de Rusia contra Ucrania, en directo.

El ataque de Rusia a Ucrania ha provocado que la población civil de ciudades como Kiev huya de sus hogares o se refugien donde puedan. Muchos se han escondido en las estaciones de metro, mientras otros llevan horas en sus vehículos intentando avanzar hacia la frontera con Polonia en una autopista completamente congestionada.

El director de la Escuela Española de SupervivenciaIgnacio Ortega, defiende que lo primero en una situación bélica es «estar informado, porque eso te hace tomar las decisiones correctas». Este experto señala como consejos fundamentales establecer un protocolo, preparar un sistema de alimentación y buscar algún lugar seguro que sirva de refugio. «Si algo puede salir mal, es cuestión de tiempo que pase», piensa Ortega.

Información y protocolos: ¿Dónde me refugio?

Lo más importante es estar prevenido y plantear todos los casos hipotéticos que se pueden vivir durante una guerra, para preparar con antelación las soluciones. Ortega defiende que es primordial estar pendiente de los avisos de la prensa, seguir las recomendaciones e indicaciones de los cuerpos de seguridad del Estado y establecer un protocolo de actuación en caso de que los componentes del núcleo familiar no estén presentes en el momento del evento de supervivencia y que las comunicaciones hayan caído.

Es recomendable saber dónde poder refugiarte si te vas de la ciudad (la casa de un conocido, en el campo o si se tienen contactos en otro país). Se deben evitar horas puntas, porque, como está sucediendo en Kiev, las carreteras tienden a colapsarse.

Ortega considera que es mejor tener una radio que una televisión, porque esta última «puede caer en las manos de fuerzas invasoras», y además las redes de conexión radiofónica están muy extendidas geográficamente.

Orientarse: haz acopio de mapas físicos

Lo más probable es que, en un conflicto bélico como el que está sufriendo Ucrania, no se pueda establecer la conexión a disposivos tecnológicos, y tampoco a Internet.

Este especialista aclara que se deben tener mapas físicos de la ciudad y del país, porque a partir de las primeras horas probablemente no se pueda acceder a herramientas comoo Google Maps o similares. Esto va a ayudar a poder ubicarse con facilidad, a establecer posibles rutas de evacuación y a tener previstos trayectos alternativos.

Es bueno también disponer de sistemas de comunicaciones que no sean el teléfono móvil ni nada informático, como por ejemplo los walkie talkies.

Suministros básicos: pilas, efectivo, botiquín y medicamentos para enfermedades crónicas

Pilas, una radio, alimentos, sistemas de iluminación,… Se ha de realizar una lista con las necesidades que se van a tener, teniendo en cuenta que si se abandona la casa es posible no volver en horas, días o incluso nunca, que los supermercados pueden ser arrasados en cualquier momento o que el Gobierno puede imponer un toque de queda.

En esta línea, hay que tener combustibles para los vehículos (es fácil que se acabe o que haya largas colas, como está pasando en Ucrania), dinero en efectivo (monedas y billetes de cantidades no muy grandes; evitar las tarjetas de crédito), sistemas de iluminación artificial, tener recursos alimenticios y un botiquín para posibles cortes, infecciones o dolores estomacales o de cabeza.

Asimismo, es de vital importancia tener medicamentos para quienes sufran enfermedades crónicas, como diabetes o problemas de corazón, porque las farmacias tienden a cerrar o a no tener cantidades suficientes, y los servicios sanitarios, en caso de seguir activos, estarán bloqueados por su aumento de demanda.

Alimentación: acopio de agua, conservas, leche condensada o chocolate

El agua es difícil de conseguir en núcleos urbanos si se vacían los supermercados y se corta el agua potable por los bombardeos, con lo que Ortega recomienda la acopia de grandes cantidades, calculando «tres o cuatro litros por persona al día». Se pueden rellenar cubos, bañera, bolsas, etc.

Se deben preveer alimentos en conserva, como legumbres cocidas (que requieren menos tiempo de cocina), azúcar, sal, frutas en almíbar, miel, chocolate, galletas, conservas de pescado y carne enlatadas, leche condensada o en polvo, frutas que se conserven más tiempo de manera natural, patatas para cocinar cocidas, huevos y alimentación específica para diabéticos o celiacos.

«Si no hay fluido eléctrico, todo lo que tengamos en el congelador se estropeará más rápido», explica Ortega. Habría que empezar consumiendo esos alimentos y si tenemos muchos, aprender técnicas de conservación para el resto (deshidratado, salado, adobo, conservas en aceite, etc.).

Márchate si estás cerca de un aeropuerto, cuartel o zona militar

Huir de casa es extraordinariamente frecuente en tiempos de guerra, con lo que desde el primer momento se deben establecer lugares seguros que sirvan de refugio. Los búnkeres no son algo común, pero las estaciones subterráneas de metro pueden servir como alternativa.

Ortega especifica que si la vivienda está «cerca de una instalación militar, es muy probable que nos afecten los ataques con bombas». Por lo tanto, lo mejor es cambiar de residencia si se vive cerca de algo que se pueda considerar como zona de logística militar, véase aeropuertos o cuarteles.

Priorizar irse al campo

Si se tiene una casa en el campo (propia o de algún conocido) lo mejor es refugiarse allí, porque es poco probable que sufran ataques. «Un avión no pierde el tiempo bombardeando esas zonas», afirma Ortega. Además, hay mayor autosuficiencia.

Este experto anima también a colaborar con los vecinos y aislar la casa en caso de frío, «cerrando rendijas, poniendo aislantes como cartones o plásticos de burbujas en las ventanas». También se recomienda disponer de mantas, ropa de invierno y repuestos de gas para calefacción, y «reunir a la familia en una sola habitación para subir el calor y optimizar la fuente de energía que la está proporcionado».

Proteger las ventanas con cinta adhesiva

Habría que cubrir las ventanas de la casa con cinta adhesiva o cello, porque si estas estallan durante un bombardeo, los cristales salen disparados y es muy peligroso.

Las ciudades serán uno de los principales focos de bombardeos, con lo que es bueno no mantener las luces de las viviendas encendidas para evitar ser blanco del ataque. Es recomendable cubrir las ventanas con cartones o tablones de madera.

Evitar desplazamientos innecesarios: las carreteras estarán colapsadas

«No se debe salir de casa salvo que sea estrictamente necesario», y en caso de hacerlo hay que tener en cuenta que el caos es total, porque, por ejemplo, «los semáforos y sistemas de ordenación del tráfico no estarán operativos» por los cortes de luz, y además habrá muchísima circulación en la carretera de familias que busquen huir o moverse por la ciudad. Por otro lado, conducir se convertiría «en una situación de riesgo».

Cómo utilizar el baño: las heces en un cubo y no mezclar con orín

Si se cae el sistema de agua, también pasará con el de agua sanitaria. Para poder seguir utilizando el inodoro, «las deposiciones sólidas se pueden hacer sobre un cubo con una bolsa de basura grande, y no se deben mezclar con el orín para no producir fermentación». Una vez está rellena la bolsa se cierra herméticamente, «y si se dispone de tierra o serrín, se le echa un puñado tras cada uso para evitar el mal olor».

Fuenteabc.es
Fecha de publicaciónfebrero 25, 2022

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

El amor de Macarena Olona por la Guardia Civil empieza por su pareja, un joven oficial condecorado

El padre de su hijo llegó a la Benemérita como militar de carrera y, los que le...

La artillería ‘made in USA’ comprada por Marruecos que deja fuera de juego a España

El país magrebí sigue reforzando sus fuerzas armadas a golpe de talonario, y no lo hace de...

Últimas noticias

Pilar Montero del grupo de emergencias en Patrimonio (UCM): «El terremoto de Lorca lo cambió todo»

La directora del grupo de investigación de Gestión de Riesgos y Emergencias en Patrimonio Cultural (GREPAC)...

La actriz de Hollywood que logró uno de los inventos militares más importantes del siglo XX

Hedy Lamarr pasó de huir del fascismo que se propagaba por Europa en los años treinta a enfrentarse directamente a él, creando...

SEGURIDAD, “GLOBAL BRITAIN” Y ENTIERRO DE LA REINA ISABEL II DEL REINO UNIDO

El 19 de septiembre de 2022, ha sido un día que pasará a la historia del Reino Unido y la del resto del mundo. En ese día se ha producido el entierro de la reina Isabel II de Inglaterra tras su fallecimiento el día 8 de septiembre en el castillo de Balmoral (Escocia).

El pulso electromagnético, el arma que puede hacer retroceder a una ciudad al siglo XIX

Estados Unidos, Rusia y China trabajan en sus propios proyectos. El Pentágono cree que Irán y Corea del Norte también lo hacen.

Así se gestó un ‘atraco virtual’ de 240.000 euros a través de Bizum

Más de un centenar de personas participó en un entramado para desvalijar la cuenta corriente de una anciana tras detectar una debilidad...