martes, 22 septiembre 2020
Visitas totales a la web: 86046057

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

El Ejército empieza a confinar a los alumnos de sus academias ante el aumento de contagios

Pelayo Barro

El Ejército ya aplica medidas drásticas ante la situación actual del coronavirus en España, incluido el confinamiento. En la última semana han sido varios los centros formativos y academias militares que han comunicado a sus alumnos que no podrán salir de las instalaciones sin un motivo urgente o inaplazable. También se acabaron los permisos de fin de semana.

Según ha podido confirmar OKDIARIO de fuentes militares, en los últimos días han sido varios centros de formación dependientes de las Fuerzas Armadas los que han aplicado un ‘confinamiento’ de facto a sus alumnos. Una situación que ha provocado un intenso malestar entre el alumnado, que considera que se les ha aplicado un «encierro» que no está contemplado actualmente en el ‘Plan de respuesta temprana en un escenario de control de la pandemia en el ámbito del Ministerio de Defensa’, publicado en el Boletín Oficial de Defensa del pasado 25 de julio.

Militares confinados

Esta nueva normativa, un ‘confinamiento’ en toda regla, ya se aplica por ejemplo en la Academia de Artillería de Segovia y en el Centro de Formación de Tropa (CEFOT) nº del acuartelamiento de Camposoto (San Fernando, Cádiz).

«El régimen de salidas, no sólo el fin de semana sino a la finalización de la jornada docente, está «absolutamente limitado» debiendo justificarse cualquier necesidad y solicitud, caso por caso, para su autorización si procede por el coronel director», advierten las ordenes por escrito que han recibido los alumnos militares.

Una «burbuja de seguridad»

Según la instrucción puesta en conocimiento de los militares por parte de sus mandos, el objetivo de esta prohibición expresa de salir del cuartel salvo motivo de urgencia justificado es el de crear una «burbuja de seguridad». Además, se ha restringido la posibilidad de ‘externado’ en el régimen de alojamiento, es decir, que los alumnos deberán vivir dentro de las instalaciones durante el curso y no en viviendas externas como podían hacer hasta ahora.

También se anulan los desplazamientos de fin de semana a otras comunidades autónomas «en función de su situación epidemiológica» que señale en cada momento el Ministerio de Sanidad. Queda igualmente limitado el  «poder recibir visitas externas de cualquier tipo».

Este tipo de restricciones son «temporales», aunque no se les ha comunicado por cuánto tiempo permanecerán vigentes. En el caso del centro de formación de tropa de San Fernando, las limitaciones y prohibiciones de salir se alargarán durante agosto y septiembre con la posibilidad de ampliarse más allá de ese horizonte.

El protocolo no lo contempla

Estas medidas, sin embargo, no se contemplan para la situación epidemiológica actual que refleja el documento del Ministerio de Defensa que rige la actuación ante un brote de Covid.

Según señala ese documento, el cierre total de un centro sólo se contempla ante la aparición de un brote importante, no de un caso aislado. A día de hoy, de los tres niveles de riesgo establecidos por ese documento, los centros de formación militar están por lo general en el nivel 1 -sin contagios-. Pero la medida aplicada para la suspensión de salidas pertenece al nivel 3, el de un brote.

ejercito
Tabla de medidas a aplicar en centros de enseñanza militar.

Sin pruebas PCR

Por otra parte, algunos de los alumnos afectados por esta medida han trasladado a OKDIARIO su preocupación por las medidas de seguridad. «No nos han hecho una prueba PCR, sólo un test de seroprevalencia para saber si ya hemos pasado el Covid. El test no detecta si hemos llegado a las instalaciones con un contagio reciente», explican.

Toneladas de desinfectantes

El Ejército de Tierra español dio luz verde el pasado mes de julio a una compra masiva y por tramitación urgente de más de 10 toneladas de sustancias desinfectantes y biocidas. Las Fuerzas Armadas siguen preparándose para una posible segunda ola de la pandemia que implique activar una ‘Operación Balmis II’.

El Ejército quiere estar listo para reactivarse en el caso de que la pandemia regrese con fuerza en forma de una segunda oleada. Un caso que ya figura en los planes de contingencia del Ministerio de Defensa y que cada vez está más próximo. El departamento que dirige Margarita Robles asegura que tiene capacidad para activar una hipotética ‘Operación Balmis II’ en tan sólo 48 horas.

Entre las tareas que supondría esa reactivación se incluye el despliegue de unidades militares para desinfectar espacios públicos, estaciones de tren, aeropuertos o residencias. Una de las misiones más destacadas y claves de las Fuerzas Armadas durante la pandemia.

Para que el Ejército esté listo ante una nueva misión de este tipo, el Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra ha dispuesto la compra de más de 10 toneladas de desinfectantes y material biocida de diversos usos. Además, se han dispuesto 2.000 rastreadores, formados por el propio Ejército, que han sido puestos a disposición de las comunidades.

Fecha de publicaciónagosto 30, 2020

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

El paracaidista español que humilló a los «temibles» espías soviéticos

Joaquín Madolell, natural de Melilla y militar del Ejército del Aire, desarticuló la mayor red del espionaje...

UME, para servir

Uno se pregunta, al ver las estadísticas de bajas, por qué no funcionarán los gobernantes con la misma prontitud y eficacia que los militares. Circula un video en el que un general, a pesar de la mascarilla, explica claramente el funcionamiento de las Unidades militares; una perfecta organización en la que un estado mayor planea y dirige las operaciones en curso, mientras otro va programando las operaciones futuras. Todo un engranaje funcionando con eficacia, en silencio y sin alardes, donde cada elemento sabe lo que tiene que hacer y cómo hacerlo, sacando el máximo rendimiento de sus escasos medios, y a pesar de lo imprevisto y desconocido de un enemigo que dio la cara cuando ya estaba dentro.

Últimas noticias

El contraataque de Álvarez-Pallete

La retirada de César Alierta como máximo responsable de Telefónica en 2016 abrió las puertas de la Presidencia a su delfín...

¿Y AHORA QUÉ?

En España, nuestra Nación, para algunos simplemente país o IBEX35, todo está dicho en el Congreso, en la prensa y en las redes sociales....

Mozambique army surrounds port held by Isis-linked insurgents

Militants seized the Mocímboa da Praia site, which is near gas projects worth £45bn, last week Government troops are...

Strategic Security: Forward Thinking for Successful Executives

An engaging study of management from a security industry perspective, Strategic Security: Forward Thinking for Successful Executives unfolds like an academic program on strategic...

El desconocido error histórico de «Salvar al Soldado Ryan» con el Día D y el capitán Miller

Francis L. Sampson no era un maestro de escuela, sino un capellán militar de la 101ª División Aerotransportada Existen...