sábado, 27 febrero 2021
Visitas totales a la web: 86375104

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

El lío de las mascarillas, ¿es mejor la higiénica, la FFP2, la FFP3 o la de tela?

Boticaria García

En lugares concurridos y con poca ventilación, sí sería recomendable usar FFP2. Sin embargo, para la gran mayoría de las actividades cotidianas, emplear una mascarilla quirúrgica o una higiénica que cumpla la normativa puede ser más que suficiente

La semana pasada fueron Alemania y Francia quienes, al anunciar un cambio en sus recomendaciones, empezaron a sembrar la duda sobre si necesitamos mascarillas FFP2 hasta para ir al baño. Después llegó Fernando Simón, quien, con buena intención, trató de aclararlo ante los medios… pero le salió regular y ha conseguido el efecto contrario arrojando a media España en brazos de las FFP3, que hasta ahora eran las grandes desconocidas. Esta semana ha sido el turno de Núñez Feijóo, quien desde Galicia ha decidido echar más leña al fuego solicitando al gobierno central la obligatoriedad de las FFP2, al menos en determinados contextos.

Mientras tanto, el ciudadano semiconfinado, que bastante tiene ya con sobrevivir al teletrabajo, al ERTE o a lo que quiera que le haya tocado en suerte en esta pandemia, mira con un ojo los titulares de la prensa y con el otro a su mascarilla de tela y se pregunta. ¿Qué demonios hago?

¿SERÁN OBLIGATORIAS EN ESPAÑA LAS MASCARILLAS FFP2 SIGUIENDO LA ESTELA DE ALEMANIA?

Aunque, en general, vivimos con cierto complejo con respecto a nuestros vecinos europeos, en este caso, y sin que sirva de precedente, los españoles hemos ido un paso por delante en lo que a la regulación de mascarillas se refiere. En Alemania hasta este mismo mes de enero era suficiente con taparse la boca con las cortinas de la abuela Érika o los calzoncillos del abuelo Hans. Ahora han establecido la obligatoriedad de usar mascarillas quirúrgicas y FFP2 en espacios cerrados públicos pasando de cero a 100. Sin embargo, nosotros desde abril tenemos una normativa, que de hecho es más restrictiva que en otros países de Europa, para las mascarillas higiénicas. Es la norma UNE 0065, que indica qué requisitos deben cumplir las mascarillas de tela para garantizar la protección en las circunstancias en la que están indicadas. Yo no tengo la bola de cristal para saber qué pasará aquí… habría que estar loco para hacer predicciones con el historial que llevamos en esta pandemia, pero si estamos atentos a las señales, Fernando Simón ha comparecido dos veces ante los medios desde todo este “asunto alemán” explicando qué mascarilla usar en cada situación. Ha aclarado que no es igual emplear una mascarilla casera hecha con los retales que uno tiene por casa, que una mascarilla conforme a la norma UNE 0065, que cumple unos parámetros determinados y cuya filtración es superior al 90 %.

¿NECESITAMOS USAR SIEMPRE MASCARILLAS FFP2?

Mi pregunta es: ¿alguien se pone la misma ropa para esquiar que para ir a la playa? Del mismo modo que no nos vamos a esquiar en bikini ni nos ponemos el plumas para ir a la playa, hay que valorar qué mascarilla se debe usar para cada situación. En lugares concurridos y con poca ventilación, como el transporte público, o una clase abarrotada con 25 alumnos que se suben y bajan la mascarilla constantemente estremeciendo al profesor, sí sería recomendable usar FFP2 (recordemos la importancia de emplear medidores de CO2 para estas circunstancias).

Personalmente, las pocas veces que he viajado en AVE o en avión desde el mes de marzo, he llevado FFP2. Por mucho que algunos medios de transporte garanticen la ventilación (y esto habría que verlo) no estamos exentos de que el señor que se nos siente al lado se quite la mascarilla en un momento dado o lleve una mascarilla con pelotillas del mes de septiembre. Sin embargo, para la gran mayoría de actividades cotidianas, salvo que tengan lugar en lugares abarrotados y mal ventilados, emplear una mascarilla quirúrgica o una higiénica que cumpla la normativa puede ser más que suficiente. En primer lugar porque las mascarillas quirúrgicas o higiénicas que cumplen la norma filtran más del 90 %. Y segundo, un detallito sin importancia, porque el precio de las mascarillas FFP2 (unos 2 ) no es asumible para todos los bolsillos. Mientras no haya ayudas para esto (y regalar una de vez en cuando no es una ayuda efectiva ya que su uso es de ocho horas) obligar a usarlas indiscriminadamente es un brindis al sol. Ocurriría lo que está ocurriendo en Alemania: la gente se compra una FFP2, le pone nombre, le coge cariño… y ya se las guarda con amor para toda la semana o para el mes en algunos casos. Insisto: a partir de las ocho horas de uso no se puede garantizar la eficacia de las mascarillas FFP2.

FERNANDO SIMÓN Y LAS FFP3, LA HISTORIA DE UN DISPARATE

La semana pasada, durante una comparecencia ante los medios, Fernando Simón hizo unas declaraciones en las que afirmó que las mascarillas más eficaces para protegerse a uno mismo eran las de tipo FFP3. Inmediatamente después, supongo que al darse cuenta del efecto que podrían tener sus palabras, matizó que las mascarillas FFP2 eran altamente eficaces y que con ellas íbamos sobrados. Pero ya era tarde. Sus palabras, han desencadenado una avalancha de peticiones de mascarillas FFP3 por parte de los ciudadanos de a pie. En las farmacias se han agotado y en algunas tiendas online se ha disparado misteriosamente su precio. Ojalá se aclarar públicamente y de manera más contundente que las FFP3 no son necesarias para la población en general porque me temo que durante un tiempo arrastraremos este efecto “FFP3”.PUBLICIDAD

¿ES MEJOR USAR MASCARILLAS FFP2 O FFP3?

Las mascarillas FFP3 filtran el 98 % de las partículas superiores a 0,3 micras mientras que unas FFP2 filtran el 92 %. Es verdad que hay un 6 % de diferencia. Pero para nosotros, incluso para ir en avión o en metro, con usar FFP2 vamos sobrados, como aclaró después Simón. Las FFP3 son unas mascarillas que nunca han formado parte de las recomendaciones para la población en general por parte de las autoridades. Se usan para intubar en la UCI, en pacientes de los que se sabe al 100 % que son positivos en COVID-19 y en un contexto en el que el paciente está boca abierta, generándose aerosoles. En esta circunstancia y otras muy concretas dentro del entorno hospitalario puede ser útil emplear una FFP3. Pero no para ir a comprar el pan. Cuando un niño pequeño juega en una piscina lo hace usando manguitos o flotadores hinchables y con eso tiene suficiente. Un niño no necesita para protegerse el flotador salvavidas del socorrista aunque no cabe duda de que último sea más seguro.

¿PODEMOS ENTONCES OLVIDAR LAS FFP3?

No es que podamos, sino que debemos. En primer lugar porque podría generarse desabastecimiento y que estas mascarillas no llegasen a los hospitales, donde realmente son necesarias. Y en segundo lugar, porque si las mascarillas FFP2 cuestan unos 2 , las FFP3 están en torno a 3 o 5 por mascarilla y eso no hay bolsillo que lo sostenga. Del impacto medioambiental del uso indiscriminado de mascarillas de un solo uso ya hemos hablado en numerosas ocasiones y es otro factor que no debemos dejar de lado.

EN RESUMEN: ¿QUÉ MASCARILLAS TENEMOS QUE USAR?

Las recomendaciones en España por parte del Ministerio de Sanidad y del Ministerio de Consumo no han cambiado. Para hacer vida ordinaria, en espacios poco concurridos, las mascarillas indicadas son las mascarillas que filtren más del 90 % como las quirúrgicas o las higiénicas que cumplan UNE0065. Para personas que están en contacto con el virus o usan en

transporte público y otros lugares poco ventilados, lo ideal sería emplear FFP2. Y por favor, olvidémonos de las FFP3 porque las mascarillas no son un iPhone. A este paso habrá demanda de FFP4 para el mes de junio…

Fecha de publicaciónfebrero 01, 2021

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

El paracaidista español que humilló a los «temibles» espías soviéticos

Joaquín Madolell, natural de Melilla y militar del Ejército del Aire, desarticuló la mayor red del espionaje...

El amor de Macarena Olona por la Guardia Civil empieza por su pareja, un joven oficial condecorado

El padre de su hijo llegó a la Benemérita como militar de carrera y, los que le...

Últimas noticias

La mortífera táctica sorpresa de los Tercios españoles para acabar con sus enemigos

La encamisada, una operación especial de alto riesgo, consistía en infiltrarse en el cuartel enemigo por la...

‘Mi mochila de emergencias’ (consejos de supervivencia para madrileños)

Si no estuviéramos en 2021, este kit apocalíptico sonaría a broma. Pero no están las cosas últimamente por la capital para pasar...

Drones y bombas que ‘hablan’: la IA es la gran revolución militar, y nadie está al mando

El camino por recorrer con estas tecnologías es largo, pero se avanza a velocidad de vértigo. Hay proyectos en varios puntos del...

Estrategia Nacional Contra el Terrorismo. 2019

Resumen Ejecutivo Este documento nace de la voluntad de constituirse en el marco político estratégico en la lucha contra...

Remote Workers Admit Lack of Security Training

A third of remote working employees have not received security training in the last six months. According to a...