miércoles, 25 noviembre 2020
Visitas totales a la web: 86188825

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

¿Fracaso en Haití? Lecciones identificadas sobre la operación de ayuda

General de División (R). Diplomado de Estado Mayor (DEM)
Ex General Jefe de la División de Capacidades del Mando de Transformación de la OTAN en el Cuartel General de la OTAN en Norfolk (Virginia). Ex Jefe de la Célula Militar Estratégica para FINUL (Líbano), en dependencia directa del Jefe del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU en Nueva York.

febrero 05, 2010 - 3.030 visitas

Recientemente recibí, como miembro de Belt una invitación para participar en el programa “Punto de Mira” que dirige Antonio Izquierdo del Grupo Antena 3. El tema general podría traducirse como ¿Porqué ha salido todo tan mal en Haití? Muchas de las razones han ido apareciendo en diferentes artículos, pero me gustaría aportar algunas ideas a este interesante debate, que en el fondo persigue “aprender lecciones” de cara a próximas emergencias, aunque mucho me temo que en el mejor de los casos nos quedaremos con una serie de “lecciones identificadas”, que no aprendidas.

1.-Rápida reacción de la comunidad internacional…con pésimos resultados, al tratar de apoyar a la población. Una vez más se ha producido la “catástrofe dentro de la catástrofe”, con abastecimientos apilados en el aeropuerto, y sin posibilidad de distribución, lo que lleva a que se estropeen mientras la población pasa hambre…. o hay que establecer una potente fuerza de protección para evitar que se asalten los depósitos. Lección (nuevamente) identificada: envíen equipos de evaluación de necesidades, a petición de quien coordine la operación, para dirigir adecuadamente la ayuda a donde sea más necesaria. Pregunta: ¿aceptarán la próxima vez las ONGs y las naciones esta dirección, privándoles quizá de un cierto protagonismo?

2.- Lo más urgente es tratar de apoyar a los supervivientes, proporcionándoles lo básico: alojamiento temporal, agua potable, alimentación, cuidados médicos y, sobre todo, seguridad. Comenzar inmediatamente el registro de supervivientes, con el fin de identificar y permitir la reunión de las familias, e identificación de los fallecidos. Lección: levantar el primer lugar campamentos para los supervivientes y por la organización que tenga capacidad para cubrir todos estos cometidos. El candidato ideal y utópico sería las Naciones Unidas, pues no hay que olvidar que la Organización solo tiene, salvo un depósito de medios en Italia que cada vez es más limitado, lo que las naciones quieran aportar. Por tanto, solo queda OTAN o EU como organizaciones multinacionales, ya que la Organización de Estados Americanos (OEA) está profundamente dividida y, salvo los EEUU, sin capacidad. Recurso crítico: capacidad de transporte estratégico, del que solo los Estados Unidos dispone. Si alguna vez el programa del avión A400M se completa, la Unión Europea o la OTAN podría ser un candidato, pero en ambas se debe pasar a través de un proceso de negociación entre los países miembros para adoptar la decisión de intervenir, por consenso, lo que exige un tiempo que en situaciones de urgencia siempre es excesivo. ¿Quién nos queda al final?: los EEUU.
Segundo recurso crítico: fuerza de protección, cadena de mando, y Reglas de Enfrentamiento (ROEs). Insistiremos posteriormente, pero está relacionado con el siguiente apartado.

3.-Un concepto básico bien conocido por todo los expertos en Emergencias es el de la necesidad de un Mando Único, principio que es aplicado de forma sistemática en operaciones militares, que se producirán siempre en un entorno hostil y generalmente con recursos limitados. En emergencias también es necesario un fuerte control de los recursos humanos y materiales disponibles, y más para hacer frente a una catástrofe de esta entidad. Pero ¿quién puede ser este mando único? En teoría, el gobierno nacional sería el legítimo para ejercerlo. Es evidente que en un país como Haití, en el que el citado gobierno, incluso antes del terremoto, debía ser “apuntalado” por una misión de NNUU (MINUSTAH), no estaba en condiciones para constituirse en el mando único. El segundo candidato sería las NNUU. El mando de MINUSTAH, aparte de haber sufrido un número importante de bajas en su Cuartel General, no tenía ni el mandato ni los medios para ejercer dicho mando único. ¿Cabe pensar en la UE para una decisión rápida y acuerdo sobre quien mandaría la operación? La OTAN está más preparada y tiene medios (por ejemplo la NRF, que actuó en el terremoto de Pakistán), pero la experiencia anterior no fue muy positiva (quien pagará por los gastos, que deberían ser comunes, pero no hay un mecanismo aceptado por todas las naciones; emplear unidades de alta disponibilidad para el combate en este tipo de acciones no parece muy rentable). Por tanto, nuevamente volvemos al candidato ideal: los EEUU.

4.- Esto nos obliga a abordar el problema de cadena de mando y Reglas de Enfrentamiento (ROEs). Y no hay que escandalizarse por esta terminología, ya aceptada pero que, empleando un vocabulario quizá no políticamente correcto, define claramente como habrá que actuar ante desmanes de grupos acuciados por la necesidad, o deseosos de aprovechar el río revuelto. No parece necesario recordar las imágenes de bandas de jóvenes materialmente robando la comida a mujeres y niños. Lección identificada: La ONU debe disponer de Procedimientos Operativos Permanentes (SOPs, que van siendo parcialmente desarrollados). El punto clave será la relación del Jefe de la fuerza (militar) con el Representante Especial del Secretario General ( SRSG, generalmente político). De no ser fuerzas de cascos azules, Coordinating Authority es la atribución del SRSG más recomendable.

5.-Transferencias de responsabilidad. La acción de la fuerza debe garantizar a seguridad y apoyo inicial a los supervivientes, de forma que todos los equipos de bomberos y ONGs puedan desarrollar su misión. La fuerza podría inicialmente realizar algunos trabajos urgentes en la infraestructura, pero debe ser excepcional. El problema puede surgir cuando se trate de transferir la responsabilidad sobre los campamentos de refugiados, el abastecimiento y apoyo sanitario, y finalmente la seguridad a alguna organización. De nuevo, el gobierno local, cuya capacidad para la gestión antes del terremoto era

muy limitada, con una policía aún en formación, con una corrupción enorme, no parece un candidato. Nuevamente las NNUU debería ser el candidato ideal. Pero de nuevo hay que recodar que NNUU no tiene recursos propios. Y así nos encontramos con un problema de difícil solución. Las ONGs son el primer recurso que salta a nuestra cabeza. Si embargo, y con toda la admiración hacia la labor altruista de muchos de ellos, la independencia de su labor que mantienen como seña de identidad dificulta de forma extraordinaria la integración de sus esfuerzos en un plan común.  La OCHA es la oficina de la Secretaría de NNUU que trata de coordinar la acción de los diferentes actores en la ayuda humanitaria, proporcionando un marco dentro del que cada uno puede contribuir al esfuerzo común. Al depender de la buena voluntad de los diferentes participantes (y sin poder evitar el afán de protagonismo de alguno de ellos), no se puede garantizar el éxito en su labor.

6.- Presencia de VIPs sobre el terreno. Otro de los problemas que se añaden al cúmulo de los existentes para el jefe de la operación sobre el terreno es el interés por parte de algunas autoridades políticas en aparecer “en escena”. Si bien la justificación en algunos casos podría ser aceptable, (“medir la magnitud de la catástrofe”, suele argüirse), la realidad puede ser diferente. Por ello es importante que los VIPs que realmente puedan afectar con sus decisiones al desarrollo de la ayuda, es claramente mejor que permanezcan en el lugar desde donde puedan ejercer su autoridad con la mayor eficacia, y esto no suele ser sobre el terreno. Es de destacar las declaraciones que realizó la  Sra. Malcorra, Secretaria General Adjunta para apoyo a las operaciones, defendiendo la decisión del Secretario General Ban Ki Moon  de permanecer en la sede de NNUU  pero manteniendo videoconferencias con todos los jefes de estado o de gobierno con capacidad de apoyar la operación.

7.-No deja de ser una lección a tener en cuenta la pérdida de gran parte de las telecomunicaciones que se producen en estas catástrofes. Estamos tan acostumbrados al teléfono móvil que se nos olvida que los repetidores y antenas también dejan de funcionar. Así, salvo aquellas minorías que cuenten con teléfonos vía satélite (como son los corresponsales de prensa), la población deja de recibir información y los rumores se extienden. Por ello un elemento a contar para el futuro es una emisora de radio, en HF (mayor alcance) y receptores baratos para su distribución entre la población.
Aunque podríamos analizar como va a ser el futuro Haití, con una importante cantidad de dinero para la

reconstrucción, y sin estructuras estatales fiables para llevarla a cabo sin que los fondos se queden en el camino entre los dedos de algunos de los responsables, quizá se sale del objetivo limitado de esta aportación a la reflexión.

8.- Y para no caer excesivamente en una visión demasiado negativa del proceso actual, y de los que con toda seguridad volverán a ocurrir, es bueno que mantengamos en nuestra mente ciertas “lecciones”:

  • Vivimos en una sociedad que, fruto del desarrollo, espera estar cubierta contra TODOS los riesgos de FORMA PERMANENTE, lo cual es absolutamente utópico. En una catástrofe, siempre habrá imponderables, bajas y destrucción.
  • Tratemos de evitar lo evitable: Demos en primer lugar apoyo a los supervivientes, alejándolos en lo posible del centro del daño. Esto permitirá también mejorar el trabajo de los técnicos, y formar cuadrillas de voluntarios para las labores de desescombro, de forma organizada.
  • Los medios de comunicación social deben ser tenidos en cuenta. Pueden dar una imagen positiva o negativa, y pueden ser una ayuda o un obstáculo.
  • La organización de una estructura de mando única con urgencia, bajo la autoridad de quien puede ejercerla (lo preferible es una nación o una alianza) permitirá una acción inicial eficaz.
  • Sin embargo, la transferencia de responsabilidad de los trabajos de quienes son eficaces en la urgencia a quienes son eficaces en el medio plazo debe empezar a diseñarse desde el principio. Es en estas negociaciones donde el nivel político puede aportar auténtico valor al esfuerzo.
  • La OCHA debe continuar estableciendo procedimientos de coordinación con las ONGs de peso. Es importante señalar que en este campo de la colaboración cívico-militar la OTAN ya ha realizado acuerdos de cooperación con la Organización Internacional de la Cruz Roja. 

Fuentebelt.es
Fecha de publicaciónjunio 17, 2020

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

El paracaidista español que humilló a los «temibles» espías soviéticos

Joaquín Madolell, natural de Melilla y militar del Ejército del Aire, desarticuló la mayor red del espionaje...

El amor de Macarena Olona por la Guardia Civil empieza por su pareja, un joven oficial condecorado

El padre de su hijo llegó a la Benemérita como militar de carrera y, los que le...

Últimas noticias

El virus frena la fuga de pilotos del Ejército del Aire tras perder 400 en una década

El equivalente a diez promociones completas de la academia general ha abandonado el Ejército del Aire desde 2007. Militares instruidos, formados bajo las partidas presupuestarias del cuerpo militar, que en la mayoría de los casos opta por seguir con su trayectoria profesional en el sector privado, seducidos por las mejoras retributivas y la posibilidad de seguir a los mandos de una aeronave más allá de los límites establecidos en las Fuerzas Armadas.

Detenidos cinco empleados de Amazon por robar medio millón de euros en teléfonos móviles en el almacén de San Fernando

Los detenidos arrancaban los códigos de seguridad imei de los teléfonos para dificultar la investigación policial La Policía Nacional...

De luchar contra la violencia a hacerlo contra la COVID: así se garantiza la seguridad en un partido

La COVID-19 sigue afectando a cada uno de los aspectos de nuestra vida. El fútbol, por supuesto, es uno de ellos. Pero...

El FBI alerta: tu televisión te está grabando y escuchando

La agencia de investigación criminal de Estados Unidos avisa de los riegos que implicar tener estos aparatos en casa

En Demanda de la Isla del Rey Salomón

Navegantes olvidados por el Pacífico Sur 1495. Cristóbal Colón escribe alborozado a los reyes Católicos desde las Indias para informarles de...