Free Porn
viernes, 21 junio 2024
Visitas totales a la web: 89752541

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

La OTAN cumple 70 años y se reinventa para sobrevivir al siglo XXI

Jesús Rodríguez

Desde su cuartel general en Bruselas hasta los vuelos de vigilancia en las fronteras calientes con Rusia, tomamos el pulso a una alianza militar que busca reinventarse 

EL ANILLO NARANJA que rodea cada misil indica que es un arma de guerra. El interior de su pulida carcasa aerodinámica está repleto de explosivos. Si fueran de entrenamiento, estos proyectiles inteligentes irían pintados de azul. No lo son. Matan. Cuatro van adosados a las alas de cada uno de los F-18 españoles en misión de la OTAN en Estonia, Letonia y Lituania. Listos para combatir sobre el Báltico con los cazas rusos si estos rebasan sus corredores aéreos, no se identifican o ignoran las llamadas del centro de vigilancia del espacio aéreo, situado en un búnker en la aldea lituana de Karmélava. En caso de enfrentamiento (siempre como defensa, según las reglas de la Alianza), dos de estos misiles, orientados por infrarrojos, perseguirían los motores del avión enemigo, y la otra pareja, guiada por su propio radar, buscaría el mismo objetivo: derribarle.

Desde el instante en que han sido alertados por una sirena que hiela la sangre en la aislada base de Šiauliai (Lituania), bajo el código alfa scramble de reacción inmediata, los dos pilotos españoles de guardia han tenido un máximo de 15 minutos para alcanzar el cielo y placar al intruso. Llegar hasta él, identificarle y obligarle a abandonar este espacio aéreo patrullado por la Alianza Atlántica desde 2004. La misión responde a la petición de apoyo de los Estados bálticos, tres de sus aliados más indefensos, que se independizaron de Rusia en 1991 e ingresaron en la organización en 2004, como un salvavidas para su integridad territorial (al menos en el imaginario de la mayoría de sus habitantes). Y después, rezar para que el incidente no escale a la categoría de conflicto.

Es un peligroso juego del gato y el ratón. Aquí, en el Báltico, uno se da de bruces a diario con la provocación militar. ¿Cuánto tardan los aviones del adversario en responder a una alarma, cómo van armados, hasta dónde están dispuestos a llegar? “Al tomar decisiones en situación límite, un aviador de combate no puede ponerse nervioso. Tiene que ser de hielo. Y gestionar datos. En eso consiste un avión de combate. Es por la frialdad que te da el conocimiento, el entrenamiento, la preparación… y la certeza de la que se puede montar si te equivocas”, explica el teniente coronel jefe del contingente.

Eso ocurrió en agosto de 2018, cuando un piloto español disparó por error un misil Amraam en Estonia, durante un ejercicio a solo 50 kilómetros de Rusia. Nadie quiere hablar del suceso en la base de Šiauliai. Tampoco en el cuartel general de la OTAN, en Bruselas. El incidente no tuvo consecuencias, pero un año después el proyectil no ha sido encontrado. Las autoridades estonias sentenciaron tras la investigación: “El misil fue disparado accidentalmente como resultado de que el piloto no cumplió con las normas de seguridad”.

Otro de esos aviadores españoles, un teniente de menos de 30 años y un físico de atleta, que durante su vigilia de alerta de 24 horas no se desprenderá de su equipo de vuelo ni de su traje isotérmico (una asfixiante segunda piel para sobrevivir en caso de ser derribado sobre el mar Báltico), explica que después de tres meses de misión, esta “policía del aire” es capaz de actuar “en menos de nueve minutos”. Y añade que en los últimos meses los aparatos de la OTAN (británicos, húngaros y españoles) destacados en este territorio han interceptado una treintena de aeronaves militares rusas, desde aviones de reconocimiento y transporte hasta cazabombarderos Su-27.

La tensa rutina de sus patrullas transcurre en el eje (más bien la pinza) de 1.000 kilómetros que separa Kaliningrado (un enclave ruso en territorio polaco, donde hay desplegados misiles con capacidad nuclear y que Occidente intenta no sobrevolar, “para no escalar la situación”) de San Petersburgo, la ciudad natal de Putin, que cuenta con una de las bases aéreas más activas de Rusia. Desde la anexión ilegal de la península ucrania de Crimea por parte de Rusia, en 2014, las relaciones entre la Federación (Rusa) y la Alianza (Atlántica) viven su peor escenario en más de 30 años. Ese acto fulgurante de fuerza, que trituró todos los acuerdos de inviolabilidad de las fronteras; menos que una guerra y más que un incidente; en el que se combinaron medios militares convencionales con operaciones especiales, propaganda y ataques cibernéticos, pilló a Occidente por sorpresa. Y a su caja de herramientas de defensa colectiva (la Organización del Tratado del Atlántico Norte), fuera de juego. Era la materialización de la “doctrina Guerásimov”, la guerra del siglo XXI, acuñada por el general ruso del mismo nombre. Falló la inteligencia (apenas

ompartida por los miembros de la Alianza y uno de sus puntos débiles). Nadie lo esperaba. El general Fernando Alejandre, hoy jefe del Estado Mayor de la Defensa, recuerda cómo la incursión en Crimea cogió a la Alianza con el paso cambiado. Él era su jefe de logística con sede en Mons (Bélgica). “Hasta ese día, todo mi trabajo estaba centrado en sacar a la OTAN de Afganistán. Tras la anexión de Crimea, en horas, me ordenaron desempolvar los planes militares del este de Europa anteriores al deshielo y documentar todos los aeródromos, depósitos de armas y de carburante, puentes y carreteras para cualquier contingencia”.

Tras la caída del Muro y la desaparición del Pacto de Varsovia, Rusia había pasado de ser el superenemigo a un cómodo rival con los colmillos limados. Los antiguos aliados de la URSS en Europa habían desertado de sus filas y nutrido las de sus viejos enemigos, con su ingreso en la Alianza y la Unión Europea (siempre en ese orden, primero lo militar, como palanca de lo segundo, lo económico). En 1991 la Alianza tenía 16 miembros; hoy son 29. Sin olvidar a sus “socios globales”, localizados en los rincones más calientes del planeta, como Japón, Australia, Corea del Sur o Colombia.

Lea aquí el documento completo

Fecha de publicaciónoctubre 6, 2019

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

El amor de Macarena Olona por la Guardia Civil empieza por su pareja, un joven oficial condecorado

El padre de su hijo llegó a la Benemérita como militar de carrera y, los que le...

Responsable Servicio de Prevención Propio

Fundación SUMMA HUMANITATE Madrid (España)

Últimas noticias

SEGURIDAD DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS “PARÍS 2024” (III)

Todo evento como es el caso de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de “París 2024” tiene como primer componente de planificación el establecimiento de unos objetivos, es decir lo que se pretende con su organización y celebración, y si ello es posible.

SEGURIDAD DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS “PARÍS 2024” (II)

Los Juegos Olímpicos “París 2024, constituyen un acontecimiento que traspasa el ámbito deportivo, para entrar en el de los ámbitos mediático, económico, social, cultural y político a nivel mundial.

SEGURIDAD DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS “PARÍS 2024” (I)

Con este primer artículo, queremos iniciar una serie sobre la seguridad de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de “Paris 2024”. En dicha serie, vamos a analizar la naturaleza del evento, para entender su dimensión y la complejidad de dotarle de unas condiciones adecuadas para las tres situaciones que pueden darse en un evento.

La empresa privada que investiga el incendio de Valencia avisa sobre los peligros de las fachadas ventiladas

Se trata de Synthesis, la misma que indagó sobre el colapso de la Torre Windsor de Madrid, en 2005, o el fuego...

Lecciones del incendio de Valencia

El reciente incendio del edificio de Valencia ha hecho que se ponga el foco de atención en este tipo de riesgos, y en las medidas preventivas y reactivas para la protección frente a ellos.