miércoles, 8 febrero 2023
Visitas totales a la web: 88333286

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

Medicina de guerra en Ceuta

Enrique Roviralta es el presidente del Colegio de Médicos de Ceuta.

El presidente del Colegio de Médicos de la ciudad denuncia en este escrito la falta de recursos: «Un único hospital, con siete camas y tres intensivistas. No es suficiente»

La mañana del martes amaneció diferente. Muchos de nuestros sanitarios acudían a diversos puntos de la frontera para ayudar con una situación inesperada, desconocida. Por el camino a las playas, las calles se despertaban con cientos de personas que habían pasado la noche sin cobijo, ante una ciudad que no tenía los medios para afrontar la entrada de una población tan numerosa. Sin embargo, Ceuta respondió ofreciendo todo lo que tenía. Los profesionales se agolparon en los puntos clave para reforzar la labor humanitaria y la ciudadanía se volcó con aquellos desamparados que habían sido engañados para atravesar unos metros que tanto les habían prometido que marcarían la diferencia.

Esa mañana, mis compañeros sanitarios fueron testigos y artífices de grandes gestos dentro del caos que reinaba. Ese desconocimiento que estaba presente en los dos lados de este conflicto dejó imágenes muy duras, pero también sacó lo más humano de todos los que allí se encontraban. Entre paradas cardíacas, fracturas, lesiones, peleas y gritos, de repente, un bebé en el agua. Segundos después, el pequeño era rescatado por un guardia civil que lo llevaba con signos de hipotermia junto a su madre que, sin comprender lo que sucedía, mostraba incertidumbre ante la posibilidad de que le quitasen a su hijo. Miedo, descontrol, caos… estábamos presenciando la medicina de guerra en un tiempo de aparente paz.PUBLICIDAD 

Gracias a los equipos de la zona se organizó un triaje efectivo que permitía clasificar a las personas que previamente se había ayudado a sacar del agua. Los sanitarios dieron un paso al frente y comenzaron a ejercer una labor que nadie les había explicado, no estaban preparados teóricamente, pero su vocación y sus ganas pudieron más que el miedo. Miedo que podría haber paralizado a cualquiera, ante la entrada de más de 8.000 personas en 36 horas en una población con clara carencia de recursos para este escenario, pero que de nuevo mostró la solidaridad en la adversidad.

Policías, guardias civiles, voluntarios, todos dejaron de lado su profesión y se convirtieron en sanitarios por unas horas. Todos, codo con codo, lucharon por mantener con vida a las personas que llegaban a nuestras costas, mientras España comenzaba a vislumbrar una historia sin precedentes en el país, conocida por todos escasas horas después gracias a la visibilidad que ofrecieron los medios de comunicación locales, a los que poco a poco se sumaron numerosos medios nacionales e internacionales.

Y ahora que parece que estamos en el desenlace de esta triste historia, que a nadie ha dejado indiferente, ¿es el momento de recoger los bártulos y volver a dejar a Ceuta hasta que vuelva a ser territorio hostil? Escuchen a un médico que lleva años defendiendo la sanidad de nuestra ciudad autónoma, escuchen a todos sus profesionales, no es el momento de huir, es el momento de afrontar la situación. Ceuta tiene un déficit estructural en torno a su sanidad, no es un problema coyuntural, aunque algunos detonantes expongan claramente las deficiencias de nuestro sistema de salud.

Faltan sanitarios, faltan recursos, faltan instalaciones y, sobre todo, parece que faltan ganas de solucionar esta crisis sanitaria desde el Ministerio. Un único hospital, con siete camas y tres intensivistas, no es suficiente para una ciudad con las características de Ceuta. Ceuta es España y debe contar con una sanidad equitativa a la del resto de los territorios, así como comenzar a ser considerada un ‘Área de difícil desempeño médico’ para asumir los problemas que surgen de su extrapeninsularidad y su singularidad geoestratégica. Cuidemos y protejamos a los profesionales que se han alzado para salvaguardar la salud de nuestra ciudadanía, no abandonemos Ceuta a su suerte una vez más.

Fuenteabc.es
Fecha de publicaciónmayo 23, 2021

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

El amor de Macarena Olona por la Guardia Civil empieza por su pareja, un joven oficial condecorado

El padre de su hijo llegó a la Benemérita como militar de carrera y, los que le...

La artillería ‘made in USA’ comprada por Marruecos que deja fuera de juego a España

El país magrebí sigue reforzando sus fuerzas armadas a golpe de talonario, y no lo hace de...

Últimas noticias

El Plan de seguridad. (El Esperado modelo estatal para eventos)

La seguridad de un evento deportivo o recreativo requiere objetivos, planificación, dotación, implantación y evaluación de resultados.

Sistemas de Extinción por Gas: Manual Práctico para el Diseño, Instalación y Mantenimiento

Este Documento Técnico tiene como objetivo dar a conocer las peculiaridades de los Sistemas de Extinción por Gas, sus puntos fuertes y...

A CSO’s challenge for building a global risk strategy

Without a strategy, security plans are almost impossible to implement, and C-suite engagement can be jeopardized Global security risks...

Este timbre para bicicletas es el lugar perfecto para esconder un AirTag sin que los ladrones lo sepan

Los AirTags de Apple desbancaron con su nacimiento al resto de opciones del mercado entre los usuarios de Apple. Esta solución de rastreo se...

Este timbre para bicicleta es el lugar perfecto para esconder un AirTag sin que los ladrones lo sepan

Bajo un timbre o un portabotellas, esta compañía ha ideado unos escondites para colocar los rastreadores a prueba de robos y pérdidas.