martes, 22 septiembre 2020
Visitas totales a la web: 86043736

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

Renace el interés por la energía del mar

Yaiza Martínez

La energía de los mares podría empezar a aprovecharse mucho más. En Estados Unidos se preparan ya dos proyectos de tecnología innovadora para sacarle rendimiento energético al agua en Nueva York y el estado de Washington, mientras ingenieros ingleses ponen a punto la tecnología C-Wave. Son proyectos que pretenden hacer más eficiente los recursos tecnológicos hidráulicos de generación de energía, imprescindibles en el actual contexto medioambiental y de la creciente demanda energética.

La energía térmica o cinética contenida en los océanos, más conocida como energía de las olas, es considerable, pero su extracción ha supuesto hasta ahora una serie de problemas tecnológicos, económicos, jurídicos y medioambientales que explican por qué no se ha aprovechado más hasta ahora el mar como fuente de energía.

Sin embargo, el contexto actual –cambio climático, nuevas tecnologías,- ha propiciado que la tecnología se mejore, por lo que nos encontramos en una etapa en la que, cada vez más, se prueban proyectos piloto y se intentan encontrar soluciones alternativas para obtener energía de los océanos.

Uno de los ejemplos de esta revitalización por el interés del mar como fuente de energía lo encontramos en Nueva York. Allí, la compañía Verdant Power comienza este mismo mes la primera fase de pruebas de dos turbinas submarinas que se instalarán en el East River, canal que separa Long Island de la isla de Manhattan.

Con una capacidad de 36 KW cada una, estas turbinas suministrarán energía a dos comercios situados en las cercanías. Si la prueba sale bien, Verdant Power instalará entre 200 y 300 turbinas en la zona, con una capacidad de producción energética total de entre cinco y 10 MW.

También en el Pacífico

Todo depende del impacto que las máquinas tengan en los animales que viven en esas aguas, en la calidad del agua y en la navegación, factores que tendrán un seguimiento de 18 meses.

De funcionar sin afectar al medioambiente, se abre una posibilidad con muy buenas expectativas: las turbinas no se ven, y la rotación de sus palas es más lenta que la de las turbinas hidráulicas tradicionales, por lo que se espera que no tengan impacto sobre la fauna.

Otro interesante proyecto, el Makah Bay Offshore Wave es el que presenta la empresa irlandesa Finavera Renewable Limited, con presencia en Estados Unidos y Canadá, que acaba de finalizar la evaluación preliminar del impacto medioambiental de una unidad de producción marina capaz de producir 1,5 MW anualmente a partir de la energía de las olas.

Esta unidad utilizará la tecnología “AquaBuOY”, consistente en dispositivos por módulos con una capacidad de producción energética de 250 KW cada uno, y que se agruparán juntos a unos cinco kilómetros de la costa y a 45 metros de profundidad.

Formada por cuatro flotadores situados en flujos de agua de alta presión, que alimentan una turbina, la planta estará situada en la bahía de Makah del estado de Washington, dentro del océano Pacífico.

Prototipo en 2007

La energía del mar se ve impulsada asimismo por una nueva tecnología de bajo coste que produce energía a partir de la distancia que separa a las olas. Esta tecnología es resistente incluso a las condiciones oceánicas más hostiles, al tiempo que según sus creadores es más eficiente que otros sistemas similares. Esta nueva tecnología es la así llamada C-Wave.

Mientras otras maquinarias de la misma rama aprovechan el movimiento de subida y bajada de las olas para producir energía, C-Wave obtiene rendimiento energético de la distancia entre las olas. La compañía que ha creado el sistema, también llamada C-Wave, con base en la británica Southampton University, lo ha probado en un tanque con oleaje situado en la propia universidad.

El movimiento del mar no sólo se halla en las subidas y bajadas de las olas, sino también en los remolinos que se forman en las fases entre estas subidas y bajadas. Los ingenieros han aprovechado estas fases para instalar un generador que aprovecha ese movimiento horizontal y lo convierte en presión hidráulica que suministra energía al generador.

Según sus creadores, los modelos tradicionales no recogen tanta energía de cada ola como este modelo, que absorbe gran cantidad, por lo que resultaría más barato. Otra ventaja sería su durabilidad, debido a que puede instalarse atándolo holgadamente en el fondo oceánico, como si fuera un barco, de manera que no sufriría tanto como los modelos fijados con mayor firmeza los embistes del mar en caso de tormentas. Las unidades podrían durar hasta 20 años.

El primer prototipo de C-Wave estará fabricado en acero, y tendrá 75 metros de largo y 30 de ancho. En el primer cuatrimestre de 2007, se espera que esté terminada la validación del sistema para poder desarrollar unidades a escala intermedia, que también serán probadas en los tanques de la universidad.

Fecha de publicacióndiciembre 21, 2006

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

El paracaidista español que humilló a los «temibles» espías soviéticos

Joaquín Madolell, natural de Melilla y militar del Ejército del Aire, desarticuló la mayor red del espionaje...

UME, para servir

Uno se pregunta, al ver las estadísticas de bajas, por qué no funcionarán los gobernantes con la misma prontitud y eficacia que los militares. Circula un video en el que un general, a pesar de la mascarilla, explica claramente el funcionamiento de las Unidades militares; una perfecta organización en la que un estado mayor planea y dirige las operaciones en curso, mientras otro va programando las operaciones futuras. Todo un engranaje funcionando con eficacia, en silencio y sin alardes, donde cada elemento sabe lo que tiene que hacer y cómo hacerlo, sacando el máximo rendimiento de sus escasos medios, y a pesar de lo imprevisto y desconocido de un enemigo que dio la cara cuando ya estaba dentro.

Últimas noticias

El contraataque de Álvarez-Pallete

La retirada de César Alierta como máximo responsable de Telefónica en 2016 abrió las puertas de la Presidencia a su delfín...

¿Y AHORA QUÉ?

En España, nuestra Nación, para algunos simplemente país o IBEX35, todo está dicho en el Congreso, en la prensa y en las redes sociales....

Mozambique army surrounds port held by Isis-linked insurgents

Militants seized the Mocímboa da Praia site, which is near gas projects worth £45bn, last week Government troops are...

Strategic Security: Forward Thinking for Successful Executives

An engaging study of management from a security industry perspective, Strategic Security: Forward Thinking for Successful Executives unfolds like an academic program on strategic...

El desconocido error histórico de «Salvar al Soldado Ryan» con el Día D y el capitán Miller

Francis L. Sampson no era un maestro de escuela, sino un capellán militar de la 101ª División Aerotransportada Existen...