viernes, 7 agosto 2020
Visitas totales a la web: 85932325

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

Seguridad en la aviación: prepararnos para lo inesperado

Alicia Sorroza Blanco

Si la seguridad pudiera tener asignado un valor como lo tienen las acciones de las empresas, durante estos últimos tiempos hubiera sufrido una buena bajada. La seguridad en la aviación es un elemento crítico para el negocio. Si nuestros clientes perciben que un riesgo aumenta, porque un peligro y una amenaza se hacen más tangibles, la decisión de no viajar es la que se toma, afectando negativamente a la economía global. La industria de la aviación la está sufriendo desde principios de 2020 con la aparición de un nuevo enemigo: el coronavirus COVID-19.

Con este ejemplo quiero escenificar cómo de pronto un asiento de un avión, una sala de espera, un destino en particular, dejan de ser un espacio que se concebía como seguro. De un momento para otro, por haber estado en Bérgamo (Italia), ya sea de vacaciones o por negocios, dejas de ser un privilegiado para convertirte en un potencial foco infeccioso y, por lo tanto, en una amenaza.

Desafío constante

La noción de seguridad está directamente relacionada con nuestra percepción del riesgo, la cual, de acuerdo a nuestros mapas mentales, construidos por las experiencias, el conocimiento del entorno, las capacitaciones, etc., nos induce a comportarnos de una determinada manera y a un cierto nivel de conciencia situacional.

Hace unos meses conocí a un inspector de una autoridad, que regularmente nos conduce auditorías y pruebas de vulnerabilidad a nuestros sistemas de seguridad. Estas han sido las más estrictas y difíciles que hemos tenido que superar. Al preguntarle sobre su experiencia, me comentó que es veterano y ha estado en Afganistán en dos ocasiones. Me queda claro que su nivel de alerta y el seguimiento a nuestros procedimientos y desempeño se mantendrán en el tiempo y que no es algo casual.

Sin embargo, esta es la excepción que confirma la regla, ya que lo habitual, nuestro día a día, es que normalicemos los riesgos y minimicemos las amenazas. Es un proceso natural, propio de la naturaleza humana. Estamos familiarizados con lo que hacemos y nuestra experiencia nos dice que no ha pasado nada (aún). Se nos quita la sensación de incomodidad y de que hay un riesgo asociado a nuestras actividades y a nuestro lugar de trabajo. Nos sentimos seguros y confiados.

Esto se puede observar en la plataforma de cualquier aeropuerto, que por naturaleza es insegura. Se incumplen medidas y procedimientos de seguridad en la aviación a diario. Desde aquellos que afectan a la seguridad personal, como acostarse en una banda de equipajes o no usar el equipo de seguridad, hasta dejar que personas sin identificación permanezcan en una zona estéril.

Lograr que nuestros colaboradores y proveedores e incluso los miembros de las fuerzas de seguridad pública estén alertas y pendientes de algo inusual, de algo sospechoso o del cumplimiento de los procedimientos de seguridad, es un desafío que requiere respuestas e iniciativas constantes para que el nivel de seguridad requerido en el espacio aeroportuario sea el necesario.

En el sector aeroportuario tenemos la responsabilidad de colaborar y trabajar en equipo. En la seguridad no hay competencia

Sistema integral

Por ello, un sistema integral de gestión de la seguridad en la aviación como el que adoptamos las aerolíneas que formamos parte de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) adquiere relevancia y es esencial en el actual contexto de seguridad en el que las compañías aéreas operamos.

El SeMS, que no es otra cosa que el acrónimo de Security Management System, integra una serie de componentes que deben ser implementados en forma transversal en toda la empresa:

  • Compromiso de la alta dirección.
  • Provisión de recursos.
  • Establecimiento de manuales y procedimientos.
  • Sistema de gestión del riesgo y evaluación de amenazas.
  • Sistema de respuesta a la emergencia.
  • Control y aseguramiento de la calidad.

Este último es un elemento básico para la mejora continua, siendo la cultura de seguridad el elemento que permea todo el sistema. Pero de nada sirve que sólo uno de los actores de la industria aeronáutica incorpore un sistema de gestión de seguridad si el resto no lo hace.

Por ello, y por la necesidad de que todos avancemos y trabajemos en conjunto, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) ha incorporado la generación de una fuerte cultura de seguridad, como uno de sus objetivos, en el Plan Global de Seguridad de la Aviación (GASeP, por sus siglas en inglés).

Reporte de incidentes

Muchas son las iniciativas y actividades que van en esa dirección. Una de ellas es fomentar la cultura del reporte, siendo esta una de las acciones a nivel global, que se mencionan en el plan de trabajo del GASeP, que deben ser impulsadas.

No hay duda sobre la necesidad de reportar actos de interferencia ilícita. Sin embargo, tal y como el SeMS plantea, hay una gran riqueza en un sistema de reporte que promueva que cada uno de los colaboradores informe de eventos inusuales y circunstancias sospechosas, pero también desviaciones en procedimientos de seguridad en la aviación. Conocer y poder corregir incidentes tan comunes como un acceso descuidado en un cambio de turno puede hacer la diferencia.

Nuestra primera línea de defensa son nuestros colaboradores y guardias de seguridad que se encuentran en la operación. Y la capacidad y la responsabilidad de reportar y comunicar todo tipo de incidentes nos provee de una información invaluable para detectar vulnerabilidades y conocer y comprender sus causas y factores para corregirlas y evitar recurrencias, actuando de forma preventiva. Estos datos permiten calibrar y actualizar los análisis de riesgo y las evaluaciones de amenazas, implementando medidas para que el riesgo residual sea aceptable.

Trabajo en equipo

De esta manera, se logra reducir la normalización del riesgo y evitar caer en la trampa mental de la complacencia: como aún no ha pasado nada, nada va a pasar. En realidad, lo que sucede es que estamos ciegos, porque desde los escritorios de las posiciones directivas y gerenciales no se tiene el pulso de lo que sucede en realidad en la operación.

Por ello, todos los que formamos parte de la industria aeronáutica tenemos la responsabilidad de colaborar y trabajar en equipo. En la seguridad no hay competencia. Esto es especialmente relevante, ya que las amenazas a la seguridad en la aviación cada vez son más diversas, más amplias y menos tradicionales. Incluso se extienden más allá del espacio aeroportuario.

Contar con un sistema de gestión de la seguridad en el marco de una cultura de seguridad robusta nos permitirá mejorar el nivel de seguridad de nuestra industria y así estaremos mejor preparados para lo inesperado.

aeropuerto recogida de equipajes
Fecha de publicaciónjunio 30, 2020

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

UME, para servir

Uno se pregunta, al ver las estadísticas de bajas, por qué no funcionarán los gobernantes con la misma prontitud y eficacia que los militares. Circula un video en el que un general, a pesar de la mascarilla, explica claramente el funcionamiento de las Unidades militares; una perfecta organización en la que un estado mayor planea y dirige las operaciones en curso, mientras otro va programando las operaciones futuras. Todo un engranaje funcionando con eficacia, en silencio y sin alardes, donde cada elemento sabe lo que tiene que hacer y cómo hacerlo, sacando el máximo rendimiento de sus escasos medios, y a pesar de lo imprevisto y desconocido de un enemigo que dio la cara cuando ya estaba dentro.

Los 4 grandes pelotazos de las mascarillas y los test: la estafadora Mayra facturó 263 millones a Sanidad

Eric Casas, directivo de Hans Biomed Skymedic, ha ganado 38,7 millones con el mismo negocio. Mayra Dagá,...

Últimas noticias

95 gramos de CO2 El mayor reto en la historia del automóvil

Como si fuera obra de Greta Thumberg, las medidas anticontaminación se endurecen en la UE, por lo...

Dos historias de un chino que demuestran la cara y la cruz del reconocimiento facial

A un lado, los que apoyan esta tecnología en aras de la seguridad; al otro, quienes lo consideran un atraco a la...

El bikini, un traje de baño atómico

La presentación de esta prenda veraniega de dos piezas coincidió con los ensayos nucleares de Estados Unidos en el atolón Bikini

El Ejército frustró un atentado con bomba lapa en su base principal en Mali

Artificieros españoles frustraron un atentado en Koulikoro, donde se ubica la principal base en la que están desplegadas las tropas españolas en Mali....

Teletrabajo y coronavirus: lo que el mundo puede aprender de los Países Bajos sobre el trabajo desde casa

Si eres de los que ha tenido que colocar la laptop sobre una pila de libros de cocina durante la pandemia o...