lunes, 24 enero 2022
Visitas totales a la web: 87232063

El portal de los profesionales de seguridad y emergencias

Nº 1 del mundo en español en seguridad global

Soluciones de seguridad global

La nube de datos mundial se hará pedazos en los próximos años

Marcos Sierra

El concepto ‘edge computing’ diseminará los data centers para que estén más cerca del lugar en el que se producen los datos.

Velocidad. Esa es la sangre que mueve el sector de las telecomunicaciones. Todo gira en torno a ella. Del 2G, al 3G, del 4G, al 5G. Y habrá un 6G, un 7G… En los 90, el principio de los tiempos de Internet, descargar una foto era cosa de horas. Del RDSI se pasó al ADSL, y de ahí, a la fibra óptica. Todo en aras de una mayor velocidad y capacidad de descarga para ofrecer nuevos servicios que justificaran la factura de los operadores y de quienes hacen negocio sobre sus redes.

Llegó después la era de la nube, de los data centers. Tus datos ya no están en casa, sino en inmensos silos situados a lo largo y ancho del planeta, con servicios que requieren a los cuales puedes acceder desde cualquier lugar del globo: Instagram, Google Maps, Spotify, Dropbox, Wetransfer…

El 5G es un pisotón más al acelerador. En una era marcada por la inmediatez, el hecho de que algo tarde media milésima menos o más marca la diferencia. Aunque no lo percibamos, cuando accedemos a nuestro correo electrónico y ejecutamos la orden ‘recibir’, pasa algo menos de un segundo. Esa orden ha viajado a cualquier lugar del mundo a través de nuestra línea de fibra óptica, cruzando océanos a través de kilométricos cables submarinos hasta los servidores.

Allí recoge la información solicitada y emprende el camino de vuelta hasta el monitor del usuario. Todo en menos de un segundo. Aunque para el común de los mortales menos de un segundo es sinónimo de inmediatez, para determinados servicios es toda una eternidad. Veamos en según qué casos.

Se habla del 5G como la clave para el desarrollo del coche autónomo o las operaciones a distancia a través de robots manejados por cirujanos a kilómetros de distancia. Es aquí donde entra en juego la latencia. Básicamente esto es el tiempo que pasa desde que se da una orden hasta que esta se ejecuta. Si hablamos de pedir un taxi -levantar la mano- o de recibir un correo electrónico, este concepto no parece crítico.

Pero en una autopista por la que circula un vehículo sin conductor y un ciervo se cruza en la carretera esa velocidad es la diferencia entre la vida y la muerte. De la velocidad con la que los sensores de la carretera y el vehículo detecten el ciervo, lo comuniquen al coche, se realicen los cálculos para evitar la colisión y este gire el volante puede depender la vida de quienes viajan en el vehículo.

¿Cómo reducir al máximo estos tiempos? Es ahí cuando entra en juego la llamada nube de borde o edge computing. Un concepto que se maneja desde hace pocos años pero que crece exponencialmente. Consiste en acercar los servidores en los que se debe procesar la información allí donde se produce el servicio, donde se encuentran los datos.

La nube evoluciona al edge computing

El médico que opera desde Madrid a un paciente en Bangladesh a través de 5G necesita de igual manera que cuando dé la orden al bisturí de que seccione en un punto concreto de la anatomía del paciente el corte se produzca tal y como quiere que se produzca. El edge computing es lo que permitirá que este milagro se produzca.

Los grandes del mundo de la nube, caso de Google, Amazon, HPE, IBM saben que el futuro está en la nube de borde porque así lo demanda el mercado. Hasta Telefónica se ha desprendido de sus grandes centros de datos para comenzar a abrir data centers (de momento un total de diez en España) de edge computingtal y como publicó en exclusiva Vozpópuli.

Un ejemplo con el volcán de La Palma

Un dron pilotado a distancia como los que estas últimas semanas graban las imágenes desde el cielo de la boca del volcán de La Palma está sometido al riesgo de ser derribado por las piedras incandescentes que salen despedidas a través del cráter.

Si estos drones fueran autónomos y se dotaran de sensores capaces de detectar la trayectoria y cercanía de estas rocas se podrían establecer cálculos para que la aeronave se mueva en una u otra dirección y evite los impactos. Es más, mediante Inteligencia Artificial podrían establecer modelos que prevean cuándo se va a producir una expulsión masiva de rocas, para anticiparse y evitarla.

Es algo comparable los clásicos juegos de marcianitos. Las colisiones se evitaban en función de la velocidad de reacción, pero hablamos de un ser humano. Un sistema computacional es infinitamente más rápido que el cerebro humano para realizar cálculos y convertirlos en decisiones. Ahí está la clave, porque todos estos cálculos se hacen en tiempo real, desde la nube. Si este proceso de computación se ejecuta cerca del lugar en que se encuentran los drones las probabilidades de que los drones sean derribados descenderán considerablemente. Hay tantas aplicaciones en torno a la nube de borde como permita la creatividad, como imaginación se tenga.

La necesidad de las empresas de ofrecer servicios más rápidos y fiables es tal que un estudio de la consultora IDC establece un ascenso de la inversión en la nube de borde hasta los 24.000 millones de dólares, con un crecimiento sostenido hasta el año 2025. Entre los servicios que impulsan el sector se encuentran los ofrecidos por tecnologías como Internet de las Cosas, drones, Inteligencia Artificial, Realidad Aumentada o Realidad Virtual.

«En el trimestre más reciente, las ventas de soluciones de Edge Computing de HPE aumentaron un 27% con respecto al mismo período del año anterior alcanzando los 867 millones de dólares con un número récord de nuevos pedidos y una previsión cinco veces mayor a la de hace un año», explica Daniel Macarrilla, estratega de Tecnología de Hewlett Packard Enterprise.

Además, añade que «si se dispone de potencia de cálculo en el extremo o las distintas ubicaciones distribuidas de una empresa, los datos pueden ser analizados en tiempo real y sin latencias. Las decisiones rápidas realizadas en el lugar donde la actividad toma lugar son absolutamente imprescindibles para muchos casos de uso», concluye.

Fecha de publicaciónnoviembre 22, 2021

BELT.ES no se hace responsable de las opiniones de los artículos reproducidos en nuestra Revista de Prensa, ni hace necesariamente suyas las opiniones y criterios expresados. La difusión de la información reproducida se realiza sin fines comerciales. 

Listado de Expertos

Recomendado

Profesión militar: Obediencia debida frente a la obligación de disentir

Con ocasión de la realización de estudios en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado tuve la ocasión de leer y analizar una serie de documentos de opinión que trataban en profundidad las diferentes facetas presentes en el campo de las relaciones cívico-militares; temas que , habitualmente, no han estado presentes en los diferentes cursos y actividades formativas en la enseñanza militar, ni, por supuesto, en la civil.

El amor de Macarena Olona por la Guardia Civil empieza por su pareja, un joven oficial condecorado

El padre de su hijo llegó a la Benemérita como militar de carrera y, los que le...

El paracaidista español que humilló a los «temibles» espías soviéticos

Joaquín Madolell, natural de Melilla y militar del Ejército del Aire, desarticuló la mayor red del espionaje...

Últimas noticias

The Encyclopedia of Volcanoes

Volcanoes are unquestionably one of the most spectacular and awe-inspiring features of the physical world. Our paradoxical...

Viajar a Marte no solo será peligroso, sino también asqueroso

Dentro de nada estaremos camino a Marte. Habrá que ver entonces si el ser humano está preparado física y mentalmente para afrontar...

Sánchez gasta 8 millones en desarrollar robots que reemplacen a guardias civiles en la España rural

El Gobierno de España ha destinado 8.518.400 euros a desarrollar nuevas soluciones tecnológicas para perseguir delitos en la España rural. Se trata de innovaciones...

Adiós a ‘las caras’ de 1.000 millones de usuarios: ¿por qué Facebook ha eliminado el reconocimiento facial?

El creciente interés de los reguladores en limitar el uso de este tipo de tecnología, y el riesgo de posibles multas económicas...

How Critical Event Management Helps Energy Sector Protect Equipment and Lower Costs

Severe weather can be especially costly to energy sector firms. For oil and gas companies with offshore drilling operations and onshore refineries...